Asset 2

Escucha al cenzontle, el ave de las 400 voces

“Amo el canto del cenzontle,

pájaro de cuatrocientas voces.

Amo el color del jade

y el enervante perfume de las flores,

pero más amo a mi hermano: el hombre.”

Nezahualcóyotl

 

Lo dice Nezahualcóyotl en su poema, pero no es solo un alusión metáforica, en realidad, literalmente en nahua cenzontle significa el ave de las 400 voces. Los nahuas creían que cuando una persona moría, tenía la capacidad de transformarse en ave, y ello, aunado a la increíble capacidad cantora de los cenzontles, este animal se mitificó y se convirtió en parte de la cultura en forma de leyendas e historias.

Y no solo en México, esta ave cuyo nombre científico es Mimus polyglottos, también es nativa de América del Norte, América Central y el Caribe y en Estados Unidos, por ejemplo, hoy es el ave estatal de los 5 estados, y aparece en libros, canciones populares y de cuna, etc. Así, su presencia siempre ha sido importante para los humanos de la zona, y es que se trata de un ave que no puede pasar desapercibida.

Tiene la capacidad de imitar otros animales, incluso hasta máquinas, y por ello su repertorio musical es enorme. Escucharlos es fascinante, y su canto suele ser muy largo, pues también lo usan como una manera de limitar territorio. Suelen cantar más fuerte durante el crepúsculo, cuando el sol se halla sobre el horizonte; inician su canto y entonces vuelan de manera circular con sus alas extendidas con el fin de mostrar sus manchas blancas, y cuando aterrizan, tampoco rompen la nota, todo esto, como decíamos como una exhibición territorial.

 

 

Además, también son muy peculiares por la forma de copa con la que suelen hacer sus nidos y por ser muy inteligentes, pues tienen la capacidad de recordar personas o animales, especialmente los que alguna vez les representaron una amenaza. 

Otra de sus peculiaridades, es que cuando un depredador es muy insistente, se alían con otros cenzontles a través de una llamada distintiva. También llaman frecuentemente durante las noches y tienen presencia en las ciudades. 

Si has tenido la suerte de escuchar a un cenzontle, sabrás porqué es tan maravilloso. Si no es así, aquí te dejamos una probadita sonora.