Asset 2

Vengan abejas: hicimos un Jardín Polinizador en el Bosque Chapultepec

Mucho se ha hablado últimamente de los polinizadores y la razón no es muy alentadora. Muchos de ellos están en extinción.  Estos insectos y animales participan en un proceso vital para la alimentación de las personas. Trabajan todos los días trasladando polen del órgano masculino al órgano femenino de flores y plantas. Este proceso es clave para la reproducción de miles de ecosistemas terrestres y cultivos agrícolas, por lo tanto, los polinizadores son esenciales para mantener o aumentar la producción de las 87 especies de cultivos que alimenten al mundo entero.

Las abejas, avispas, polillas, escarabajos y mariposas son los insectos que más polinizan las plantas y las flores, también los murciélagos, los colibríes, las lagartijas y animales un poco más grandes como los lémures. Su desaparición se traduciría en una crisis alimenticia, pues disminuiría 23% de la fruta, 22% de frutos secos y semillas y un 16% de verduras.

¿Qué está pasando con ellos?

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO),  la población de polinizadores –en especial abejas y mariposas– ha disminuido de manera preocupante, debido principalmente a prácticas agrícolas intensivas, cambios en el uso de la tierra, plaguicidas, especies exóticas invasoras, enfermedades, plagas y el cambio climático.

Casi el 35% de los polinizadores invertebrados –en particular las abejas y las mariposas–, y alrededor del 17% de los polinizadores vertebrados –como los murciélagos– están en peligro de extinción a nivel mundial.

En un estudio hecho por La Universidad de Harvard se dieron a conocer las graves consecuencias de su disminución. Se analizaron 224 tipos de dieta en 156 países para determinar cuántos de los alimentos que consumimos dependen de los animales polinizadores, si estos faltaran, aproximadamente 71 millones de ciudadanos podrían sufrir una carencia de vitamina A, y 170 millones de personas tendrían un déficit de ácido fólico, pues los alimentos que lo contienen escasearían.

Ante este grave problema, se ha organizado un movimiento mundial y se han llevado a cabo acciones organizadas por gobiernos y ciudadanos para favorecer la presencia, permanencia y conservación de los polinizadores, tal es el caso del Jardín Polinizador que con ayuda de la comunidad se instaló en el Jardín Botánico de Chapultepec.

Jardín polinizador en Chapultepec

En el marco de la Semana Mundial de los Parques que promueve World Urban Parks y como parte de las actividades ambientales impulsadas por el Bosque de Chapultepec, el Fideicomiso Pro Bosque de Chapultepec, se organizó una jornada especial para crear en el Jardín Botánico un jardín polinizador, el trabajo consistió en la plantación de individuos vegetales arbustivos y herbáceos cuyas flores atraen de uno a más grupos de polinizadores.

Los espacios plantados con especies ornamentales, medicinales y alimenticias están ubicados en la franja paralela a Reforma y en la barda de la base del orquideario del Jardín Botánico. Estos espacios cuentan con buenas condiciones de iluminación, tierra y riego para asegurar la salud y bienestar de estas especies.

Especies plantadas

Lantana rosa 135
Lantana naranja 135
Salvia Blanca 80
Salvia morada 140
Margarita 90
Lavanda 30
Albahaca 25
Romero 25
Mirto rosa 50
Mirto blanco 50