Asset 2

Entre calzadas, caminatas y paseos

Si te gusta caminar, tienes que leer sobre estas rutas a pie: la primera, bordeando por la Calzada el Cerro. Se sigue por lo que antes se llamó Calzada de la Milla, que es el camino interior más cercano a la ladera hasta llegar al Lago Menor, en su isleta se puede ver una reproducción de la Victoria de Samotracia —la original está en París— que según nuestros mayores era el vivo retrato de la juventud: “con alas y sin cabeza”.

Se sigue por la Calzada de los Compositores, y se dobla por Calzada de los Poetas donde hay bustos de varios de los escritores famoso de s hace un siglo o más: Acuña, Fernández de Lizardi, Gutiérrez Nájera, Ruiz de Alarcón, Sor Juana. Caminando hasta la Calzada, regresamos por la Calzada de los Filósofos hasta la Plaza de don Quijote, donde se ven esculturas de don Quijote y Sancho y escenas del libro en cerámica pintada.

Otra opción, mucho más tranquila, es entrar por el acceso de Parque Lira al Jardín de la Tercera y la réplica de un Pabellón Coreano del siglo VIII, allí se puede ver a los adultos mayores realizar alguna de sus actividades: danza, canto, gimnasia, talla y visitar alguna de las exposiciones temporales. En el Botánico cubierto Alfonso Herrera hay 130 especies, podemos ver cuáles orquídeas florean, asomarnos al estanque con peces, contemplar las esculturas. Esta parte del bosque es la preferida para fiestas infantiles y días de campo. La caminata hacia la fuente de Netzahualcóyotl es corta, y de allí se puede seguir a la Plaza del Quijote o bien continuar hasta la salida de Constituyentes, detrás de Los Pinos.

Otra posibilidad es entrar por la glorieta del Mercado de las Flores, visitar todo el complejo de atractivos cercanos al Sargento, explorar las fuentes, monumentos y los muros del cerro en busca de restos prehispánicos, escuchar música, asistir a alguna exposición o actividad en la Quinta Colorada —si hay niños, puede continuarse la

excursión por “caminitos” hasta la Casa de los Espejos antes de salir por el Monumento a los Niños Héroes y el metro Chapultepec.

Texto: Elisa Ramirez

Foto: SEDEMA- Enrique Abe