Asset 2

Besa el suelo o cómo desde el suelo puede combatirse el cambio climático

El documental empieza con una premisa aterradora que también podría describirse como un sentimiento común en estos días: “Me rindo”, dice el actor Woody Harrelson, antes de iniciar con una esperanzadora solución para enfriar al planeta, la solución es el suelo, la riqueza y las conexiones de vida que habitan en la tierra sana y que brillan por su ausencia en el proceso de desertificación.

El suelo tiene la capacidad natural de almacenar carbono y dar vida, así lo explican agrónomos expertos que tienen iniciativas para corregir el rumbo de la agricultura y salvar al planeta.

 

Actualmente, millones de toneladas de dióxido de carbono son expulsadas a la atmósfera, esto acelera el calentamiento global. Pero la tierra cuenta con mecanismos sabios y perfectos para que el carbono sea absorbido y convertido en oxígeno, pero para que eso pase debemos tener bosques, algas y suelos sanos. Los humanos exhalamos carbono y las plantas lo absorben y lo convierten en el oxígeno que respiramos, este carbono también permite que las plantas crezcan. Es un ciclo perfecto.

Alrededor del 40% del carbono va a las raíces, ahí se intercambia por otros nutrientes a través de microorganismos vivos. En un suelo muerto y erosionado por las prácticas de la agricultura industrial y los agro químicos, no hay captación de carbono, por lo tanto, no hay vida, pues sin estos microorganismos no se produce el pegamento biológico  que fija el carbono en el suelo.

De la salud del suelo también depende nuestra salud, aseguran los expertos de este documental disponible en Netflix. Los pesticidas que se utilizan en los grandes cultivos son ingeridos a través de los alimentos y dañan nuestro sistema. Por eso, mejorar la salud del suelo significa mejorar la salud de las personas.

Kiss the ground también nos muestra proyectos esperanzadores que creen en la capacidad regenerativa de nuestro planeta. Proponiendo, a través de su página web, una forma completamente diferente de sembrar con s iniciativas muy interesantes y accesibles para los defensores de los suelos.