Asset 2

Los animales se están encogiendo

Los animales que  se están encogiendo son cada vez más y van desde ratones a ballenas y salmones, estas son las conclusiones  de muchos científicos. Pero, ¿Qué está ocurriendo?

Este fenómeno de encogimiento se produce en todas las familias del reino animal, según un artículo de El País que hace una recopilación de registros científicos mundiales sobre este encogimiento masivo. De acuerdo a la comunidad científica se desconoce el porqué de este encogimiento aunque se cree que podría estar asociado al calentamiento global.

Como ejemplo, “los ratones de campo (Apodemus sylvaticus) del parque nacional de Doñana pesan hoy un tercio de lo que pesaban hace 40 años. Las salamandras de mejillas grises del norte (Plethodon montanus) de los montes Apalaches (EE UU) han encogido un 8% desde 1960. Los salmones del norte de Finlandia (Salmo salar) son más pequeños y llegan antes a la madurez sexual que hace cuatro décadas. Y uno de los gigantes del mar, la ballena de los vascos (Eubalaena glacialis), ha mermado más de un metro desde los años ochenta”, cita el artículo.

 

¿Por qué podría estar influyendo el calentamiento global?

 

Aparentemente los animales más grandes están asociados a un hábitat más frío, como las enormes ballenas y los osos; y por ello, quizá un clima más cálido está haciendo a los animales más pequeños, sin que esta tesis sea concluyente.

Sobre el encogimiento de los salmones, por ejemplo, y en opinión del biólogo de la Universidad de Helsinki (Finlandia) Craig Primmer “Una es la menor supervivencia del salmón durante su migración marina, lo que tendría un efecto mayor (negativo) en la de aquellos individuos que pasan más años en el mar, es decir, los de maduración tardía, que también son los más grandes. La otra es que la pesca selectiva de individuos más grandes podría resultar en una reducción del tamaño medio. En ambos casos, sería adaptativo (mayor probabilidad de sobrevivir para reproducirse) que el salmón regresara del mar antes y, por lo tanto, sería más pequeño en promedio”. 

 

En el caso de los ornitorringos, Brian Weeks ornitólogo de la Universidad de Michigan (EE UU), opina que “Un tamaño corporal más pequeño significa que hay una mayor ratio de área superficial por volumen. Esto puede ayudar a disipar el calor y conferir una ventaja selectiva en temperaturas más cálidas. Esto está relacionado con la explicación clásica de la relación espacial entre tamaño y temperatura”.

La naturaleza nunca deja de adaptarse a los cambios, y esta disminución generalizada de tamaños en el reino animal apunta a ser parte de esta tendencia. 

 

Contáctanos