Asset 2

Los animales también ríen: conoce cuáles son

La risa es una manifestación física de un estado de gozo, divertimento, placer, emociones positivas, esperanza, etc. Es nuestra manera, como humanos de ‘sacar’, transmitir, y compartir esas emociones que nos invaden, como si la risa fuera un medio de escape de algo que de por sí, ya nos rebasó.

Y un nuevo estudio, arroja que la risa tampoco es exclusiva de los humanos. Investigadores de la Universidad de California han hecho un análisis sobre los animales que hacen respuestas faciales y sonidos equiparables la risa de los humanos.

Los científicos encontraron que este comportamiento de juego vocal está documentado en al menos 65 especies. La lista incluye primates, vacas y perros domésticos, zorros, focas y mangostas. Y de hecho, esta risa solo se da cuando estas especies están jugando: 

“Este trabajo expone muy bien cómo un fenómeno que alguna vez se pensó que era particularmente humano resulta estar estrechamente relacionado con el comportamiento compartido con especies separadas de los humanos por decenas de millones de años”, explica el profesor Greg Bryant, supervisor del estdudio.bién tres especies de aves, incluidos los periquitos y las urracas australianas Gymnorhina tibicen, según el resumen informativo publicado por la UCLA. 

“Cuando nos reímos, a menudo brindamos información a los demás de que nos estamos divirtiendo y también invitamos a otros a unirse”, indica Winkler. «Algunos estudiosos han sugerido que este tipo de comportamiento vocal se comparte entre muchos animales que juegan y, como tal, la risa es nuestra versión humana de una señal de juego vocal evolutivamente antigua», explica el profesor Greg Bryant, supervisor del estudio.

 

Así que, los resultados apuntan a que la risa tiene una función de cohesión del grupo; genera empatía, e invita a otros al disfrute y se cree que en los humanos también se desarrolló a partir del juego. Quizá lleguemos a entendernos mejor analizando a los animales como un punto de partida de nuestra especie en sus tiempos más primitivos.