Asset 2

¿Por qué todos tenemos que presumir el Museo de Sitio del Bosque de Chapultepec?

Al Bosque de Chapultepec arribaron los míticos toltecas y los teotihuacanos,  fue el primer lugar donde se asentaron los mexicas luego de su largo peregrinar, existe una cueva sagrada, sitio de milenarios rituales y aún considerada por muchos como un portal al inframundo. Por él han pasado importantes personajes de la historia, desde el poeta Nezahualcóyotl, Moctezuma Ilhuicamina, Hernán Cortés, Maximiliano y Carlota, Porfirio Díaz, José Yves Limantour, Diego Rivera, Juan José Arreola y hasta Patti Smith. No es cualquier parque urbano, el Bosque de Chapultepec es un espacio vivo y sagrado. Tenemos su magia, vegetación reconfortante, su humedad y su fauna… por eso le debíamos un espacio dedicado a su legado y a la difusión de su propia riqueza. En noviembre del 2018, después de dos años de trabajo,  abrió sus puertas el Museo del Sitio y el Centro de Visitantes

Su museografía recoge 4 grandes momentos del espacio: Chapultepec prehispánico, Chapultepec colonial, Chapultepec del siglo XIX y Chapultepec del Siglo XX. Y este recorrido histórico se consigue entre grabados, fotografías, dibujos de botánica, planos, documentos y objetos históricos.

 

Con una inversión de 30 mdp, el museo vive  en un edificio lleno de historia. Su estructura fungió como garita del antiguo acceso al Colegio Militar de Chapultepec, construido a finales del siglo XIX, conserva la herrería original y fue rehabilitado en un esfuerzo de dos años liderado por la empresa Megarquitectos, bajo la dirección del Arq. Gabriel Mérigo y con la autorización y supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Esta rehabilitación incluyó la restauración de la fachada, reposición de pisos, rehabilitación de azoteas y herrería, rehabilitación de interiores, rehabilitación de la plaza posterior y colocación de vegetación ornamental al exterior.

Los trabajos de rehabilitación fueron posibles gracias a la generosidad de empresas y personas que aportaron sus donativos a través del Fideicomiso Pro Bosque de Chapultepec. Entre ellos el World Monuments Fund, organización internacional, sin fines de lucro, dedicada a la conservación del patrimonio histórico, artístico y arquitectónico a nivel mundial, en el que junto con más de 52 países fue escogido este espacio en el World Monuments Watch.

La museografía estuvo a cargo del despacho creativo 7 Colores, conformado por un equipo selecto de profesionales con más de 20 años de experiencia en la creación y operación de espacios dedicados al aprendizaje y la convivencia.

Antes:

 

Después:

 

 

Pero este pequeño Museo que hoy presumimos y en el que se vive un sentimiento de admiración por la casa viva de tantas generaciones, no sólo es historia. En el museo también encontrarás un recorrido de conocimiento por el lugar actual: su fauna endémica, su vegetación, sus espacios, sus secciones, los planes maestros que se han hecho para rehabilitarlo, sus múltiples actividades, sus museos, casas de cultura, paseos que se ofrecen al visitante según su perfil.

El Fideicomiso Pro Bosque de Chapultepec, Revive Chapultepec A.C., la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México y el Consejo Rector Ciudadano del Bosque de Chapultepec, han creado este espacio que es también una reivindicación, una deuda pagada para con un lugar que exuda riqueza. Le debíamos un museo al bosque, dedicado a sus bondades. Este es un tributo y hay que presumirlo…

Vísitalo de martes a domingo, de 10:00 a 18:00 horas. El acceso más cercano es por el Jardín de Leones.