Asset 2

Datos de los xoloitzcuintles que los hacen aún más fascinantes

En la historia de la humanidad, los perros siempre han sido los acompañantes de la vida de las personas, pero en la cultura mexica, también eran los acompañantes en la muerte. Quizá por eso el xoloitzcuintle siempre ha sido tan amorosamente mexicano: ese cariño de la cultura más poderosa al momento de la conquista, de la mexica, sigue inmerso de algún modo en el imaginario colectivo. 

Tan exóticos como afables, los xoloitzcuincles vieron renacer su popularidad el siglo pasado y se convirtieron en símbolos de la mexicanidad junto con exponentes de la mexicanidad misma, como los artistas Diego Rivera y Frida Kahlo.

Y en algún momento, por decreto de la Corona Española, casi si extinguen, pero afortunadamente esto no se logró y siguen tan vivos como sus calidades que les hacen tan especiales.

 

 

Aquí te compartimos algunos de los datos que muestran el por qué son tan únicos:

 

  • Figura entre las pocas razas de perros que generalmente no tienen pelo: 

 

De hecho, casi todas las razas de caninos sin pelo, son latinoamericanas: como el perro sin pelo del Perú, el perro pila argentino o el perro boliviano sin pelo. Hay que recalcar que, aunque solo pocos xoloitzcuincles nacen con pelo, estos son descartados por la Federación Canófila Mexicana como raza pura y se promueve su no reproducción. 

 

  • Es originario de México y tiene una estrecha relación con la cultura mexica, la sociedad más importante y poderosa al momento de la llegada de los españoles. Entre la mitología mexica se creía que los xoloitzcuintles acompañaban a las almas de los difuntos cuando viajaban al Mictlán, el inframundo, por lo que se les sacrificaba y enterraba junto con los muertos a los que debían guiar. También, Xolotl le dio el xoloitzcuintle como regalo al hombre, después de haberlo fabricado de una astilla del Hueso de la Vida, el hueso del que toda vida fue creada.

 

 

  • Su nombre le viene del náhuatl: Xólotl = lampiño y gemelo de Quetzalcóatl, y chichi = perro. 

 

  • También se conoce con el nombre perro pelón mexicano o perro azteca

 

  •  Tienen un promedio de vida entre los 12 y 14 años.

 

 

 

  • Casi se extingue: de acuerdo a datos de México Desconocido “la Corona española dictaminó durante el siglo XVII acabar con los perros nativos de la Nueva España. Debido a esto, los perros mexicanos sin pelo fueron envenenados. Como consecuencia, estas razas fueron llevadas al borde de la extinción. Sin embargo, en 1950 fueron redescubiertos en algunas zonas de Guerrero y Oaxaca. Desde entonces, organizaciones como “Xolos Tarango” se han esforzado por conservar a esta especie”.

 

  • A mediados del siglo XX, su popularidad en México tuvo un renacer, y llegó a ser admitido en muchas federaciones caninas mexicanas.

 

  • El 12 de agosto de 2016, el Gobierno de la Ciudad de México declaró al perro xoloitzcuintle como «patrimonio cultural y símbolo» de la Ciudad de México.

 

Imagen principal: Octavio Cárdenas